1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://parejas.about.com/od/relacionestable/a/El-Lenguaje-De-La-Mirada-En-La-Pareja.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

El lenguaje de la mirada en la pareja

Aprende qué te está diciendo el otro cuando te mira.

Por

El lenguaje de la mirada en la pareja
Getty Images. Digital Vision

La comunicación es esencial en el mundo de la pareja. Decir y escuchar del otro lo que siente o desea es la manera de reforzar y renovar la relación a diario.

Modos de comunicarse hay muchos, no se trata solo de la comunicación con las palabras, que es muy importante. Hay ocasiones en que "una mirada vale más que mil palabras". Hay sentimientos que nos superan y para los que no encontramos la palabra justa, momentos que nos dejan sin palabras, silencios que gritan.

La mirada es uno de los mecanismos más eficaces para decir. Sin darnos cuenta, decodificamos la mirada del otro para interpretar lo que está diciendo de verdad. ¿Nunca has escuchado eso de "dímelo mirándome a los ojos"?

La mirada del otro

Hablamos a diario de miradas dulces, cálidas, profundas, frías, ardientes, perdidas, penetrantes… a menudo usamos expresiones como "me fulminó con la mirada", "me comía con los ojos", "si las miradas matasen", etc. Los poemarios están llenos de referencias al respecto.

Entonces, cómo me mira mi pareja me puede estar diciendo muchas más cosas de las que me dicen sus palabras.

Miradas

¿Qué dice una mirada? Según Isabel Infante Durana, diferentes miradas hablan de diferentes actitudes:

· Mirar hacia abajo se asocia con respeto y sumisión, también con modestia y miedo.

· Una mirada fija y sostenida puede significar agresión y desafío. Una mirada fija y hostil produce angustia en el otro

· Cuando nos miran fijamente en un punto, sabemos que la atención del otro está focalizada ahí e interpretamos sus intenciones. No es lo mismo que nos miren el escote, las manos o directamente a los ojos. ¿No has sentido placer anticipado cuando alguien te mira la boca insistentemente?

· Que te mire el interlocutor mientras hablas es halagador, está atento, le interesas… pero que te mire mientras habla, es inquietante, perturbador. Te está hablando a ti, no tienes salida.

· Cuando a una persona le agrada otra, la mira con más frecuencia y durante más tiempo. Cuando estamos flirteando miramos más intensamente y paseamos nuestros ojos por los genitales, el pecho, la boca o el cuerpo en general, casi acariciando lo que nuestras manos aún no alcanzan.

· Cuando dos personas no se llevan bien empiezan a mirarse menos, evitan el contacto visual.

· Las personas muy sociables tienden a mirar más y más abiertamente. Los controladores y manipuladores también lo hacen, pero de una manera menos directa, casi espían la reacción del otro.

Tu pupila, tu verdad

La pupila humana es como el diafragma en una cámara de fotos. En el ser humano, al margen de las condiciones de luz, la pupila se dilata cuando algo es del agrado de la persona, y se contrae cuando le resulta desagradable.

Lo más valioso es que esta reacción es involuntaria y el otro puede observarla e interpretar la "verdad" de la reacción o sentimiento del otro. Incluso inconscientemente. Es decir, puedes sentirte incómodo ante una risa falsa, o ante alguien que te dice que le gustas… pero no le crees. ¿Por qué? Quizá sus palabras digan una cosa, pero sus pupilas no se agrandan con el placer de tu presencia. No te has dado cuenta conscientemente, pero tu cerebro sí, y ha interpretado ya lo que tu consciente no quiere saber.

Una mirada fija

Las miradas entre dos personas serán más intensas y largas en cualquiera de estas situaciones.

· Cuando se está físicamente lejos del compañero y se busca el contacto

· Cuando se habla de temas triviales y no puede ser tomada la mirada fija como agresión

· Cuando realmente interesa mucho lo que dice el otro

· Cuando estamos flirteando o interesados sentimental o sexualmente en la otra persona.

· Cuando se posee un estatus inferior al interlocutor

· Cuando queremos influir en el otro

· Cuando una persona es extrovertida.

· Si se es más oyente que hablante.

· Si eres mujer.

La mirada será mucho menos intensa y miraremos menos al otro cuando:

· Se está físicamente cerca (puedo comunicarme con el tacto o la palabra)

· Hablamos de temas íntimos

· No interesa la reacción del compañero (cuántas veces decimos enojados "¡Mírame cuando te hablo!")

· Se habla más que se escucha

· Se tiene un estatus superior al interlocutor

· Se es introvertido, o estás confuso o avergonzado.

· No nos agrada la persona con la que hablamos.

· Se está triste o se trata de ocultar algo.

· Eres hombre y no estás en actitud de seducción.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.