1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://parejas.about.com/od/Parejaproblemas/a/Como-Saber-Si-Estas-En-Una-Relacion-De-Pareja-Toxica.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Cómo saber si estás en una relación de pareja tóxica

Si tu relación de pareja es tóxica... te estás envenenando lentamente.

Por

Cómo saber si estás en una relación de pareja tóxica
Alumu para Arte y Fotografía

¿Tu pareja arruina todos los momentos felices de tu vida con comentarios pasivo-agresivos? ¿El clima en casa pasa de bueno a malo en cuestión de segundos? ¿Siempre tiene algo negativo que decir sobre tus actividades? ¿Te sientes dentro de una espiral de mala onda de la que no puedes escapar? Tu relación de pareja es tóxica y, como tal, te está envenenando lentamente.

Características de una relación tóxica

· Son relaciones que pasan del bienestar al malestar en pocos segundos porque uno de los miembros de la pareja crea un ambiente amenazante para el otro que, siempre, termina mal.

· Nunca sabes si tu pareja realmente te quiere o no. Estás inseguro al respecto y tu autoestima comienza a caer porque te sientes culpable de algo indefinido todo el tiempo.

· Sufres emocional y hasta físicamente. El cuerpo somatiza todas las preocupaciones y tensiones por las que pasas, pero no puedes dejar la relación, salirte de ella.

· No es la primera relación de este tipo en la que estás.

· Cuando el otro no está presente, te sientes liberado, contento pero, al mismo tiempo, vives el disfrutar sin esa persona, con culpa.

· No tienes ganas de volver a casa. Miras con cierta envidia cómo los demás gozan de las cosas buenas de la vida juntos, anhelas no tener esa "nube negra" sobre la cabeza.

· Pasan de peleas constantes a indiferencia absoluta, cosa que te desespera y te descoloca.

· Sientes un clima de agobio absoluto, de manipulación, de sufrimiento y de descalificación hacia tu persona.

· Hay una oposición encubierta o descaradamente abierta hacia la posibilidad de tu crecimiento personal. Si intentas estudiar algo nuevo, interesarte por una nueva actividad o conocer gente diferente, automáticamente sientes que el otro intenta o logra boicotear tu iniciativa.

· Celos, celos, celos. Celos agresivos. Tu pareja te insulta, dice que provocas y te agrede de este modo para controlarte. Muchas veces respondes del mismo modo, cayendo en una espiral viciosa de pareja celosa y patológica siempre al borde de la agresión activa.

· Tu pareja te controla todo el tiempo. Te llama por teléfono cuando menos lo esperas, acude a tu casa por sorpresa si aún no viven juntos o aparece de pronto para curiosear qué haces.

· Tu pareja se enfada cuando sales o deseas salir con amigos. Quiere estar pegado a ti las 24 horas del día y todo el tiempo piensa que le escondes algo. Solo está feliz si puede controlar cada aspecto de tu vida todo el tiempo e, incluso así, encuentra un modo de agredirte.

¿Quién es susceptible de estar en una relación tóxica?

Las personas con baja autoestima y un alto nivel de dependencia suelen caer en estas relaciones. Una pareja tóxica es muy parecida a cualquier otra droga. El efecto de bienestar y placer es corto y los periodos de ansiedad y malestar son frecuentes y largos.

Las personas con este tipo de psicología autodestructiva creen que necesitan otra persona que los complemente, puesto que sienten que solos son insuficientes. Buscan otra persona que los calme, los tranquilice y les dé ese estado de seguridad y bienestar. Suelen caer en parejas formadas con otro tipo de personalidades, las parejas parásito o las parejas vampiro, que se alimentan del otro para sobrevivir psicológicamente hablando.

Es, para hablar metafóricamente, como creyéramos que necesitamos un suplemento vitamínico para vivir y nos vendieran una sanguijuela.

Cómo salir de una relación tóxica

Las parejas tóxicas pueden durar muchísimo tiempo. Se enquistan y continúan, pero esto no significa que se estén llevando mejor o que disfruten de su relación, simplemente se retroalimentan y se hacen codependientes… en el sufrimiento.

Para salir de una relación de este tipo hay que, primero, tomar conciencia de que se está en una relación tóxica. Por muy evidente que resulte a los que lo ven desde afuera, los integrantes de la pareja tóxica están en una relación enferma y viciada de la que no saben tomar perspectiva.

Una vez que te has dado cuenta de que tu relación es destructiva y te hace daño, lo mejor es que comiences a hablar con tu compañero y, juntos, acudan a terapia de pareja. No va a ser fácil que el otro acepte, vas a tener que exponer el tema con paciencia varias veces antes de que pueda verlo y, seguramente, al principio te va a acusar de querer romper la relación con esta "excusa".

Las parejas tóxicas pueden avanzar y solucionar sus problemas sin separarse, hacen verdaderos cambios. Si, debajo de toda esa toxicidad hay amor verdadero, la pareja puede sanar con un esfuerzo por parte de los dos.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.